Blog Mimedia.cl

Noticias & Eventos

Los dispositivos conectados se comerán a los «smartphones» en 2018

noticia1
Se estima que 16.000 millones de dispositivos estarán conectados a internet en todo el mundo, los cuales formarán parte esta concepción de la electrónica de consumo de cara a finales de 2021, según el informe Ericsson Mobility Report.

La era del «Internet de las Cosas» ha arrancado con fuerza. Se espera que la tendencia sobre los dispositivos conectados vaya a más en los próximos años. Los fabricantes se preparan para enviar a los hogares millones de estos aparatos mundanos que cobrarán nueva dimensión gracias a internet. Se espera, de hecho, que en solo dos años estos dispositivos conectados superen en número a los teléfonos móviles inteligentes, el centro actual de la vida digital.
Según el último informe Mobility Report elaborado por la firma Ericsson, se estima que 16.000 millones de dispositivos estarán conectados a internet en todo el mundo en 2018, los cuales formarán parte esta concepción de la electrónica de consumo de cara a finales de 2021. Entre 2015 y 2021, los dispositivos conectados crecerán en torno al 23% cada año. La mayor tasa de incremento se registrará por parte del «Internet de las Cosas». Del total de 28.000 millones de dispositivos que se calcula para 2021, cerca de 15.000 millones serán diferentes a los «smartphones».
Esos dispositivos conectados estarán supedidatos a un entorno «smart» -inteligente, en español- que propondrá que aparatos convecionales como cafeteras, neveras, sistemas de iluminación, robots e, incluso, vehículos dispongan de conexión a internet en alguna de sus formas. Será un amplio abanico que, según los expertos, cambiará radicalmente la sociedad y la economía en el futuro y que, por ahora, los fabricantes y desarrolladores de tecnología han comenzado a dar sus primeros pasos.
Por regiones, el informe concluye que Europa Occidental liderará las nuevas conexiones «Internet de las Cosas» con un aumento de hasta el 400% en cinco años, sobre todo, auspiciado a raíz de las nuevas normas relativas a contadores inteligentes y la creciente demanda de coches conectados, incluyendo la directiva «e-call» de la Unión Europea, prevista para 2018. Junto con el despliegue de las primeras redes 5G, se espera una sociedad hiperconectada que dará pie a la aceleración de la llamada industria 4.0, que según distintos estudios generará nuevos puestos de trabajo en el futuro pese a una reducción de determinadas tareas sustituidas por sistemas robotizados.